dimarts, 27 de gener de 2015

NOS ESTRENAMOS EN EL RAID BLANC SUBIENDO AL PODIO



El pasado fin de semana 24 y 25 de enero, se dimos el pistoletazo de salida a nuestra temporada de carreras de aventura en un raid diferente, en un medio diferente, con un material diferente y en un sitio muy especial para el equipo, el Raid Blanc del Pirineu en la Vall de Núria organizado por los compañeros de BestTrail.
Un raid sin bicicletas de por medio, con raquetas de nieve, crampones, piolet y capas y más capas de ropa térmica de nuestro patrocinador Sport HG que nos aislaron completamente del invierno durante todo el fin de semana. El parte meteorológico para sábado y domingo no era el mejor, aunque se preveía sol, también apuntaba a fuertes vientos en cotas altas, realmente esta vez, dieron pleno al 15!

La carrera se separaba en 3 etapas a disputar entre sábado y domingo. La primera etapa, daba comienzo el sábado por la mañana, en un formato muy peculiar, salida equipo por equipo cara 3 minutos, y cada equipo a una sección diferente, para no generar colas ni marcajes entre equipos, una idea muy bien ejecutada. El equipo Aventura X-Perience – Sport HG, del que formaba parte junto con Álex, tocaba enfrentarnos al primer bucle de trekking, en el que era obligado el uso de raquetas de nieve. Este bucle, nos llevaría por la falda del Puigmal, siguiendo el torrente helado de Finestrelles y como punto culminante subiendo al Roc dels Eugassers a 2317 msnm. De salida decidimos marcar un ritmo cómodo, ya que a mí personalmente la altura me afecta bastante aunque solamente estuviésemos a 2300, a pesar de el ritmo fácil, ya dimos caza a los tres equipos que salieron al mismo bucle delante nuestro. Desde Roc dels Eugassers, tocaba calzarse los crampones para una bajada peligrosa de nuevo hasta el Santuario, con el primer enganchón en la penúltima baliza donde empezaríamos a descubrir las sorpresas orientativas que nos había preparado la organización.

Exigente subida al Roc dels Eugassers

A continuación nos tocó el bucle de la prueba especial de rápel + tirolina, una sección corta pero espectacular, con una prueba de cuerdas por encima de la presa del Lago de Núria por encima del río, lástima que justo cuando me tocó acababan de tensar el cable de la tirolina y me quedé clavado a la mitad!

La tercera sección del día era el segundo trekking fuerte de la jornada por la falda del Noucreus, subiendo hasta los 2362 msnm, el techo de la carrera. En este trekking el uso de raquetas era recomendado, y por eso tomamos la decisión de no utilizarlas, liberar peso y poder subir más ligeros, fue una muy buena decisión ya que no las echamos en falta en ningún momento. Hicimos una primera parte del trekking muy buena, subiendo por el camino que la mayoría de equipos habían tomado para bajar, clavando todas las balizas y llegando a la Collada Fonda a 2330 para enfrentarnos a una bajada muy técnica donde deberíamos echar mano otra vez de los crampones para no resbalarnos en el hielo. La bajada constaba de 5 balizas, pues bien, me pasé de largo en 3 de ellas! Un desastre de orientación! A cada error los nervios se apoderaban de mi mente y me hacían perder la concentración para cagarla de nuevo en la próxima. Mis pájaros en la cabeza, junto con el no tener códigos de control, balizas relativamente juntas, mapa poco detallado, elementos no visibles en el mapa y sin descripciones de control, hicieron que la tarde se me atragantara del todo! Finalmente resolvimos y completamos la sección.

Concentración en carrera

La sección final de la primera etapa, fue una orientación urbana por el Santuario de Núria. Esta sección combinaba la orientación alrededor del lago, junto con orientación por dentro de los edificios del Santuario donde había que resolver una serie de preguntas, sin duda fue una sección muy divertida.
 
La segunda etapa, empezaba a partir de las 5 de la tarde para los primeros equipos, ya casi de noche, y todos la acabaríamos en medio de la oscuridad. La etapa constaba de 2 secciones cortas con el mismo formato de carrera que la primera etapa. Nos tocó empezar por la sección especial de construcción en la nieve, se trataba de construir la torre más alta posible en 5 minutos únicamente con nieve. Como buen conocedor de cálculos estructurales, di las instrucciones claras a Álex, había que palear una buena base durante los 3 primeros minutos, y en los últimos 2 minutos construir bloques de hielo para colocarlos de forma vertical encima de la base y sujetarlos con nieve polvo, el plan salió a la perfección y arrasamos con la torre, consiguiendo alcanzar casi 1 metro y medio de altura! La pena es que no sirvió para nada, ya que alguno equipo de los que les gusta protestar para todo convenció a la organización de que aquella prueba no podía valer puntos y hacer que un equipo se avanzara demasiado en la cabeza de la clasificación, tenían toda la razón.

Conocimientos de estructuras aplicadas a la nieve

La segunda sección de la noche, fue una orientación por el circuito fijo del Santuario, realmente con el blanco de la nieve, los frontales que aparecían por todos los escondites, la ventisca que soplaba y la oscuridad absoluta, dieron un encanto muy especial a la sección. En esta sección, la organización no obligaba a presentar ningún material obligatorio, y por esto decidimos arriesgar y, a diferencia del resto de equipos, salir con zapatillas en vez de botas de montaña, esto nos permitiría correr mucho más rápidos, pero por el contrario nos hundiríamos con mucha más facilidad y sería mucho más resbaladizo si la nieve estaba helada. La táctica salió a la perfección, las condiciones fueron ideales para correr y resolvimos el circuito sin problemas, acabando la jornada del sábado habiendo disputado las dos primeras etapas como líderes de la general con una cómoda ventaja que saldríamos a administrar a la etapa siguiente.

A reponer fuerzas y a cuidar las piernas

El domingo se levantó soleado y otra vez con mucho viento. Tocaba salir los últimos por ser los primeros en la clasificación, y así poder ir a la caza del resto de equipos. La primera sección, fue la más larga de la jornada, otro trekking, esta vez por las inmediaciones del Pic de l’Àliga, subiendo a los 2300 msnm, una orientación nuevamente complicada por el poco detalle del mapa y no disponer apenas de información de los controles, nos hicieron perder algo de tiempo en un par de balizas de las que, una de ellas, descartó al equipo vasco que iban segundos y al que habíamos cazado, ya que no la encontraron, nosotros, buscando 5 minutos más y con la ayuda de los franceses de MUC Orientation conseguimos encontrarla. Después del primer trekking, tocaba la sección especial de tiro con arco, otra vez una sección especial sumando puntos en la que curiosamente, aquí nadie se quejó, era lógico ya que pudieron ver lo malos que somos tirando con arco. La sección final de la tercera etapa, otra orientación en el circuito fijo, subiendo y bajando un par de canales heladas a lo “tobogán” que nos lo pasamos como niños.

Tirando fuerte para distanciar a los vascos

A pesar de haber administrado a la perfección las diferencias, el tiro con arco decidió la carrera, y por ser un equipo serio y respetable como somos y que no nos quejamos por estupideces, no dimos importancia a la segunda posición en la general. Fue una carrera diferente, divertida y muy bien organizada y de la que, todos los equipos nos llevamos el mismo premio que hace tan grande este deporte que practicamos, reencontrarnos con los amigos de las carreras y compartir con ellos este día y medio de vivencias y de competición en la Vall de Núria, dedicada a vosotros va esta crónica, los que se hacen llamar los jóvenes (aunque ya no lo son), vosotros quizás os veáis pequeños, pero yo cada vez que hablamos veo que sois los más grandes!

El podio final

EL VÍDEO DEL RAID BLANC DEL PIRINEU 2015 (by Adv Feel - Germán Cuevas, el hombre de las nieves)


diumenge, 18 de gener de 2015

Estrenamos temporada corriendo, corriendo, corriendo, corriendo, y orientando



Hoy hemos empezado la temporada 2015, como sabéis de otros años, durante la preparación de los retos del año nuevo hay que entrenar ciertas habilidades, una de ellas, y que la considero como fundamental en los raids es la orientación, por este motivo nos hemos dejado ver en la estrena del Gir-O en el mapa de Fontajau-Devesa que se ha celebrado hoy en Girona.

Ha sido una carrera de un estilo que no es el mío, mucho correr y orientar mínimamente (sin desmerecer de ninguna forma el trabajo de la organización ya que la carrera estaba planteada así desde el principio), pero sin lugar a dudas un buen entrenamiento físico y para empezar a tomar contacto con el mapa que siempre es bueno empezar cuanto antes.

El circuito, que contaba con una ampliación hacia la zona de Sant Pons en la que nunca habíamos corrido, se diferenciaba en dos partes, las primeras 13 balizas por la Devesa, la mayoría de ellas con elementos de referencia muy clara des de lejos, y un buen juego de 4 dentro dels “jardinets”, para cruzar el Pont de la Barca y completar 15 balizas más por el barrio de Fontajau y Sant Pons. Todas ellas con recorridos muy directos por calles y senderos, corriendo muy rápido (a lo que daban las pulsaciones).

En el aspecto técnico, la cosa ha ido a la perfección, solamente un error de unos 15 segundos en la baliza 2, y el resto por vías óptimas sin cometer errores.

¿Cuál ha sido el problema entonces? Pues que hay gente que corre mucho! Sobre todo los más jóvenes que suben con muchísima fuerza, y esto es muy bueno para que los de siempre nos vayamos poniendo las pilas! Cómo sabéis los que vais siguiendo mis penúrias en el blog, este año he hecho el descanso de entrenamiento algo más tarde de lo habitual, así que hace relativamente poco he empezado a darle a las piernas de nuevo y aun sigo controlando mucho pulsaciones, umbrales y EPOCs, así que sin prisa pero sin pausa!
 
La prueba del delito

El resultado final ha sido un sexto puesto cerrando el pelotón de delante, a escasos 50 segundos del quinto y a escasos 2 minutos del podio para completar en 51 minutos y 21 segundos el circuito, Eloi MArtí, el jovencito que tanto corre, nos ha machacado a todos, un tiempo estratosférico. Solamente un dato, si normalmente en la orientación corremos a un ritmo alrededor de 7-8 minutos al quilómetro, para que os hagáis una idea de lo rápido que era este circuito, lo hemos corrido a 5:03 minutos al quilómetro, solo de pensarlo me duelen ya las piernas.

A la próxima más y mejor! o eso espero...