dimecres, 24 d’abril de 2013

DOS SEMANAS INTENSAS DE ORIENTACIÓN: CURSA POPULAR CIUTAT DE GIRONA I ROGAINE COGULS O-FREE.



A falta de pan, buenas son tortas… como no hay raids ni carreras “a lo bestia” de las que nos gustan, me he conformado con dos buenas carreras de orientación específica, la primera, para entrenar una buena técnica en Cursa Popular Ciutat de Girona, y la segunda, para correr unas cuantas horas por el bosque sin que ni las piernas ni la mente desfallezcan. 

En Girona, se esperaba una buena matinal, y no decepcionó, se estrenaba una nueva actualización por la zona del Valle de Sant Daniel y zona norte de la montaña de Monjuic, junto con las ya esperadas balizas por Galligans, Castell de Monjuic y un buen final por el Barri Vell de Girona. Mi carrera empezó a buen ritmo, subiendo rápido hacia Torre Gironella y la Montaña de la O, marcando 3 mejores splits en las 7 primeras balizas, y haciendo mi “gran cagada” en la 9, perdiendo 4 minutos, el liderato y la carrera. Después intenté clavar todo lo que pude, marcando algún que otro mejor Split y recuperando 4 de los 6 minutos acumulados en errores, que final! Victoria para el sueco Magnus Albinsson y yo el segundo a tan solo 1 minuto 35 segundos. 

La siguiente semana, tocó más orientación, con una nueva carrera del campeonato O-Free, la primera a la que vamos y que probablemente vayamos a repetir. Se corría en el mapa de la Serra de Coguls, en Santa Coloma de Farners, se trataba de una carrera tipo rogaine, con un buen número de balizas y un máximo de 3 horas para marcar todas las que se podían. La zona la conocía de haber corrido allí hace unos años, y a parte fue lugar de paso del Aventura X-Perience de Caldes, el bosque es famoso por su “poca” densidad, ya me entendéis… lo bueno es que la gente de Oros actualizó el mapa y se buscó una colocación de balizas en zonas limpias y abiertas que requerían de buena técnica. A última hora, nos decidimos a hacer equipo con Alex, y nos presentamos a la salida sin saber exactamente qué es lo que íbamos a hacer allí… pues correr y orientar! Qué sino! Como buenos perros viejos, dejamos que los más ansiosos ocupasen las primeras posiciones en la salida cada 30 segundos, cuando nos tocó, recogimos mapa, planeamos ruta para atacarlas todas y a correr! Entre los dos llevamos un ritmo perfecto, hicimos una orientación impecable y en la cuarta baliza ya andábamos completamente solos… por el camino con algún que otro equipo nos íbamos cruzando, y conseguimos llegar a meta, con todas las balizas a las 2 horas y 13 minutos dejando con la boca abierta a la gente del control de llegada, sacamos más de 30 minutos al segundo equipo y el resto no consiguió ni marcar todas las balizas. 

Esta victoria nos dio mucha moral, yo desde principios de temporada, con pocas carreras en las piernas, no tenía las sensaciones de ir bien, pero con el trabajo del día a día, y los buenos resultados de las dos últimas semanas, veo que la cosa no va mal… ahora a por la siguiente… la primera importante la Terra de Remences, a tope!