dissabte, 8 de març de 2014

El día D, la primera victoria del año



La competición conlleva horas, días, semanas y hasta meses de preparación hasta llegar al día D, el día en el que tu cuerpo transmite buenas sensaciones y llegan los resultados.

Este año hice un buen descanso entre octubre y diciembre, fueron prácticamente 2 meses hasta que el día 21 de diciembre volví a arrancar de forma seria y a consciencia. Desde entonces han caído ya casi 70 sesiones de entrenamiento, algunos días hasta en sesión triple, 100 horas de preparación para recorrer casi 1500 quilómetros entre bicicletas, carrera a pie, raquetas de nieve, esquí de montaña, sesiones indoor de gimnasio y escalada, subiendo 25000 metros de desnivel positivo hasta el día de hoy.

En invierno, siempre es dura la preparación


Y el día de hoy a sido mi día D, el día en el que me he sentido bien corriendo y dando resultados. No había dormido muy bien, ya que llevo toda la semana descansando poco preparando “mi carrera” el raid Aventura X-Perience – Caldes de Malavella de la semana que viene, así no me ha apetecido nada levantarme por la mañana para irme a un rogaining cortito, solamente de 2 horas por la falda del Montseny, decidí ir solo, para probarme y ha sido una buena elección. El terreno era más físico que técnico, pero el cuerpo ha respondido bien. En carrera no había muchos corredores de referencia, pero las buenas carreras siempre he pensado que se las tiene que hacer uno mismo, esté quien esté en carrera, y finalmente me he llevado la primera posición absoluta de la carrera, por delante de los otros corredores individuales y por delante de todos los equipos, la primera victoria del año.

Así ha sido mi día D, ahora a por el día D y la hora H, sabéis a que carrera me refiero? Pronto lo descubriréis!